Armonía por cuartas

Armonía por cuartas

Los acordes se forman normalmente superponiendo terceras sobre una nota fundamental o Tónica. De esta forma siempre hay notas sensibles que crean tensión hacia la tónica.

Pero si ordenamos las notas de la Tonalidad en intervalos de cuartas (quinta invertida) sobre cada grado de la escala en vez de por segundas (escala) o terceras (acordes) resulta una serie de sonidos que tienen la misma distancia entre ellas.

B – E – A – D – G – C. Todas estas notas forman la Tonalidad de C, Modo Mayor, no tienen alteraciones, pero están ordenadas por cuartas.

Un acorde que contenga sólo las notas B – E – A puede ser un acorde de Cmaj7/6 si el bajo toca la nota C, ya que B es la séptima Mayor, E es la tercera y A es la 6ª.

Pero también se puede hablar de Amaj9, ya que B es la 9ª, E la 5ª y A, la Fundamental. Este conjunto de notas puede ser el enlace de otros acordes de otras Tonalidades.

Tomemos ahora la segunda tanda de notas de la Tonalidad de C por cuartas: E -A – D. Sigue siendo un acorde de C, esta vez sería C6/9, ya que E es la tercera, A la sexta y D, la 9ª.

Así se puede hacer con todas las tonalidades y mezclar conjuntos de cuartas unos con otros en progresiones de cualquier tipo.

Armonía por cuartas

Los movimientos en los tres primeros compases creo que están claros. Todas las notas están dentro de la Tonalidad y a distancia de cuarta, con lo cual van formando acordes de la armonía con algunas de sus tensiones.

En los acordes de las zonas armónicas de A menor y D menor (compases segundo y tercero) coinciden las cuartas con la zona tonal de C, lo que posiblemente cambia es la nota del bajo, el piano u otros instrumentos, confiriéndole movimiento armónico y sentido a la secuencia.

El cuarto compás, el de G7 como corresponde a un acorde de dominante, el cual crea tensión sobre la Tónica, admite todo tipo de alteraciones, ya que éstas, en acordes dominantes, forman armonías con tendencia a resolver hacia la Tónica.

Improvisar con Armonía Cuartal

Los acordes por cuartas crean un ambiente ambiguo y poco claro, generalmente usado en la música de jazz. Esto es porque no hay sensibles que creen una tensión patente hacia la función de Tónica, al estar todas las notas a la misma distancia.

Las melodías dentro de este tipo de armonía no deben ser diatónicas tampoco. Se usan mejor las escalas pentatónicas, en combinación con el Círculo de Quintas.

Tocar Inside o Tocar Outside

Las escalas pentatónicas se pueden utilizar tanto las de la misma Tonalidad como las de las tonalidades cercanas en el Círculo de Quintas para tocar Inside (dentro), o las tonalidades más lejanas para tocar Outside (fuera).

También se puede jugar a entrar y salir dependiendo del Ritmo Armónico.

Es decir, en el ejemplo de arriba en el compás de Cma7 podemos usar las escalas pentatónicas de C, G, D. En Am7 las pentatónicas de C, G D, también ya que es el relativo de C y tiene la misma armadura.

En el compás de Dm7 la pentatónica de F y en el compás de G7 prácticamente cualquiera ya que cuanto más outside toques más tensión conseguirás sobre la Tónica, pero por ejemplo se podría tocar sobre la pentatónica de G, G# y C# para volver en cromatismo descendente a C.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *