fingerpicking

Fingerpicking o Fingerstyle. Arpegios

Fingerpicking o fingerstyle es una técnica guitarrística que consiste básicamente en tocar con los dedos de la mano derecha, haciendo sonar varias voces a la vez.

Fue desarrollada por los músicos de blues y country del Sur de USA a principios del siglo XX.

«Deja de tocar la guitarra un día y lo notarás tú. Deja de tocarla dos días y lo notará tu maestro. Deja de tocarla tres y empezará a notarlo el público». (Jimmy Page)

La técnica del fingerpicking (utilización de los dedos de la mano derecha) consiste sobre todo en la independencia de los dedos respecto del pulgar. Esto permite ejecutar una línea de bajo mientras se desarrolla la melodía.

Existen innumerables variedades de fingerstyle, pero, para empezar, más vale atenerse a las piezas donde los bajos se tocan con el pulgar y la línea melódica con los otros dedos.

El repertorio casi siempre es de cuatro tiempos por medida. Estos tiempos se marcan por el bajo alternativamente en el ragtime, el folk o el country, pero casi nunca en clásico o en los pasajes más complejos.

Posición de la Mano para tocar Fingerpicking

Para el fingerpicking, la posición clásica de la mano derecha es la adecuada, pero hay quien adopta las posiciones típicamente americanas.

Es verdad que una posición perfecta de la mano derecha es indispensable para el clásico pero, por el contrario, se puede ser menos exigente, en una guitarra folk.

Fingerpicking

En la imagen se ve a la izquierda el fingerpicking con dos dedos. El pulgar toca los bordones (4º, 5ª y 6ª), mientras los dedos índice y corazón tocan los agudos indiferentemente. Este estilo se llama clawhammer.

La imagen derecha muestra cómo el pulgar también toca los bordones para los bajos. Para los agudos se le atribuye a un dedo para cada cuerda: el índice la tercera, el corazón la segunda y el anular la primera.

Generalmente se pone la palma de la mano sobre el puente, lo que facilita eventualmente el bloqueo de los bajos. El pulgar se sitúa paralelo a las cuerdas, mientras que los otros dedos se posicionan casi perpendicularmente a las cuerdas.

De esta manera se sofocan un poco los bajos y se pone en relieve la línea melódica, lo cual da la sensación de dos guitarristas tocando al mismo tiempo.

Por fin, la muñeca está fija, solo se mueven los dedos, lo que garantiza flexibilidad y precisión. ¡Y lo importante es tocar cómodo!

Arpegios de fingerpicking

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *