Memorizar canciones

Cómo memorizar rápidamente canciones de guitarra

Una parte importante de tocar cualquier instrumento es memorizarse canciones. Si bien es posible ir leyendo una canción a medida que se toca, lo ideal es poder tocarlas de memoria, además de pulir las habilidades con el instrumento.

En este caso nos vamos a enfocar en cómo aprender canciones de guitarra de forma rápida y eficiente.

Aprender a tocar la canción

Los que ya se hayan aprendido una, seguramente saben que se debe mantener una constancia que raya en la obsesión. En caso de que aún no lo hayas hecho, puedes escoger algo que quieras hacer como motivación para empezar. Con el tiempo vas a internalizar el proceso de aprender y memorizarte las canciones.

Uno de los mejores métodos para aprender a tocar es separar la canción en varios pedazos. Esto también se realiza al aprender estas cosas, pero en lo referente a las canciones se refiere a separar cada una en varios segmentos que sean más fáciles de manejar, en vez de ocuparse de todo al mismo tiempo.

Por lo general, suele ser una sección de la canción a la vez, pero también podría ser un cambio de ritmo o de acorde. No hay límite con relación al tamaño de los segmentos, pero si se tiene alguna duda, es preferible que sean demasiado pequeños a que sean muy grandes.

Teniendo esto en mente, es recomendable pasar a la memorización desde un principio siguiendo estas recomendaciones:

  • Leer las partes de la canción en notación musical, en una tabla de acordes, o de cualquier otra manera.
  • Escucharla en una grabación o dos, si es posible.
  • Reproducir el segmento lentamente, sin errores y posiblemente sin ritmo.
  • Una vez que puedas tocar esta parte cinco veces seguidas sin equivocaciones, puedes incluir el ritmo y aumentar la velocidad.
  • Otra opción es repetir este último paso varias veces.
  • Cuando puedas tocar el segmento de manera que suene parecido a la canción (no necesariamente al mismo ritmo, pero sí idéntico), puedes pasar a la otra sección que quieras aprender.

Si necesitas ayuda y estás en Chile, puedes contratar a un profesional que esté cerca de ti, en colaboración con 2×3.

Practicar guitarra

Usar técnicas en cadena para conectar segmentos

Una cadena básicamente es la vinculación de varias ideas musicales, en este caso. Por ejemplo, si se practica un compás al día y dos el día siguiente, es importante practicar todos esos compases juntos. La forma más sencilla es asociar el final del primer compás y el inicio del segundo, como si fueran una nueva sección

De esta forma se pueden unir varias partes, con el fin de que la canción a tocar tenga sentido para ti.

Otra técnica efectiva es hacer el mismo proceso pero al revés. Es decir, aprender el último compás. y de ahí pasar a los que están antes e ir en retroceso a lo largo de toda la canción.

En otras palabras, es posible practicar el pedazo que se conoce bien y luego pasar al que no se tiene dominado, o empezar con el más difícil y después continuar con el más sencillo.

Tomar descansos

La memoria mental y muscular se fortalece con la repetición y para eso hay que hacer que el cerebro y los músculos busquen la información constantemente. Aunque parezca simple, existen personas que practican una hora completa y después no hacen más nada por el resto del día.

Si bien pueden sentirse como si lograran algo, al día siguiente van a tener que “re-aprender” las parte que practicaron antes. Por lo que un enfoque mejor es dividir la práctica en unas pocas sesiones de unos cuantos minutos.

Una opción es hacer otra cosa entre cada sesión, de manera que cuando se retome la actividad, exista el reto de recordar lo que se practicó y así se fortalecen las conexiones neuronales.

Qué hacer si ya se ha dominado la canción

Un primer paso es tocar la canción de principio a fin, como si uno la estuviera tocando en un show. Luego se repasan las secciones que sean complejas o que necesiten subir la velocidad y por último se hacen pruebas con el tono y otros aspectos.

También es válido combinar varias etapas, pero normalmente a muchos nos cuesta ajustar las partes complicadas, así que hay que asegurarse de prestarles atención, para que no se estanque el progreso. Igualmente es posible probar diferentes cosas mientras se toca la canción completa, o al repasar partes de la misma.

Autoría de este artículo: Juan Fernández, de la plataforma web https://2×3.cl/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *